Consejos para cuidar tu ropa

Como profesionales en el tratamiento de prendas de todo tipo, desde Aida Lavandería queremos compartir contigo varios puntos con información que te serán muy útiles en el momento de comprar ropa para ti y tu familia, así como para conservarla en óptimas condiciones.

Ropa Particular

  • Al comprar tu ropa, elije una talla adecuada, cuida que no te quede demasiado ajustada ya que las fibras tienden a contraerse (encoger) durante el primer proceso de lavado.
  • Adquiere tus prendas en tiendas de prestigio, donde te garanticen calidad.
  • Conserva los comprobantes de compra un mínimo de 6 meses, a fin de garantizar que tu inversión en la prenda mantiene su garantía de calidad en caso de reclamación.
  • Lee detenidamente las instrucciones de lavado y conservación; por ley, todas las prendas de vestir deben incluirlas en la etiqueta.
  • Tráenos a limpiar siempre juntas las dos o más piezas de los conjuntos de la misma tela: en los procesos de lavado eventualmente pueden presentar pequeños cambios de tonalidad de colores.
  • No uses dos días seguidos las mismas prendas; déjalas relajarse y descansar para que se vean frescas y agradables.
  • Confía la limpieza de tus prendas de piel únicamente a establecimientos que se ostenten como expertos en pieles y gamuzas. En Aida Lavandería somos especialistas.
  • No guardes la ropa sucia: el polvo, la tierra, la lluvia y los contaminantes del ambiente pueden maltratarla.
  • No guardes tu ropa sucia de una temporada a otra. Te evitarás el disgusto de encontrarte después con manchas imposibles de quitar.
  • No guardes tu ropa en lugares húmedos (sótanos y desvanes) ni la dejes en bolsas de plástico.
  • No dejes la ropa de fuera de temporada en un lugar donde le pueda dar la luz directa, podría decolorarse.
  • Cuando te manches la ropa, no apliques ningún desmanchador comercial, ni pruebes recetas caseras (como aplicar sal o agua mineral). Acude cuanto antes a tu tintorería de confianza y explícale lo que ha sucedido.
  • Para lavar tu ropa, elije una tintorería de prestigio y con equipos modernos; da preferencia a la cercanía de tu domicilio o trabajo: puedes necesitar con urgencia usar determinada prenda. En Aida Lavandería contamos con horario continuado de 8:30 a 20:30 horas.
  • Antes de traernos tu ropa, comprueba que todos los botones estén firmemente sujetos: es común que los botones flojos se suelten durante el lavado y es difícil encontrarlos.
  • Al guardar tu ropa limpia en el armario, retira las bolsas de plástico dejándola ”respirar”, no la cuelgues muy apretada, permite que repose con libertad.
  • No cortar nunca las etiquetas informativas de la ropa (si te ves obligado/a a hacerlo guárdalas y acompáñalas cuando lleves la prenda a limpiar).
  • Para el correcto mantenimiento de tus prendas de piel es aconsejable limpiarlas al menos una vez al año, siempre al final de temporada.
  • Cuando lleves una prenda a la tintorería, indica siempre las manchas que lleva, especialmente las de sudor, sangre y orina. Contamos con productos especializados para tratar diferentes tipos de manchas.

Ropa de Empresa

  • Adquiere siempre la ropa para tu empresa (mantelerías, ropa de camas, uniformes, etc.) a proveedores de prestigio que te garanticen calidad.
  • Es muy importante elegir la tela que van a utilizar en la confección, de acuerdo a tus necesidades y al uso que les vas a dar.
  • Al elegir la tela, si es para uniformes, se debe considerar que es ropa de trabajo y debe quedar lo suficientemente cómoda para cumplir con su cometido y hacer sentir satisfacción por portar la prenda.
  • Siempre es buena idea pedir al proveedor dos muestras de cada prenda. Una para hacer las pruebas de lavado con su proveedor de lavandería y otra para conservarla como “muestra testigo”.
  • Para tomar las medidas, siempre hay que hacerlo con prendas previamente lavadas. Hay que tomar en cuenta que las fibras naturales tienden a encoger, por lo que también se pueden considerar prendas con mezclas textiles adecuadas.
  • Es importante consultar las especificaciones de lavado para cada tipo de suciedad y compararlas con las que da el proveedor, con el fin de asegurar que siempre las prendas van a estar perfectamente limpias.
  • No guardes la ropa sucia, se puede maltratar o dificultar en la posterior eliminación de manchas.
  • Visita a tu proveedor de lavandería y asegúrate de que los elementos y estándares certificados con que cuenta para procesar su ropa son los adecuados.
  • Nunca permitas que tu personal trate de desmanchar la ropa de trabajo con recetas caseras (con cloro líquido o algún producto como solventes o limpiadores que se utilizan en la empresa para otros fines).
  • Uniformes: acostúmbrate a sacar de las prendas objetos o pertenencias personales, como bolígrafos que puedan dañar el proceso de lavado, esa y otras prendas. Recuerda que la lavandería no puede responsabilizarse por objetos olvidados.

Si tienes alguna duda ponte en contacto con nosotros y te informaremos.

¿Quieres unirte a nosotros?

En Aida Lavandería disponemos de un departamento de recursos humanos para la selección de nuestro personal, si deseas unirte a este proyecto puede enviar tu currículo a la siguiente dirección: